sábado, 27 de abril de 2013

LA CUEVA DEL PAJARO AZUL EN CADIZ EN EL BARRIO DE SAN JUAN UN MITO O UNA REALIDAD


OPINION PERSONAL 
SOBRE 
(LA CUEVA DEL PAJARO AZUL).

La cueva del pájaro azul, típico nombre en el argot gaditano, y no, por una costumbre ni nada parecido, si no que cuando se dice esta frase tan popular, es por la famosa cueva en el barrio de san Juan, una ilusión para cualquier adulto, pues imaginaros cuando uno es un crio, aun peor.

Yo recuerdo de pequeño esta cueva como algo aventurero, misterioso, ya de pequeño me adentre en ella, claro acompañado de unos amigos del barrio, en la cual pasamos mucho miedo, la verdad éramos niños, y fue más en plan de aventura, la cual tuvimos sin duda alguna, nos alumbrábamos con unas vela, lo cual asía nuestro recorrido más intrigante y he emocionante, incluso creímos ver estado en la muy típica cueva del pájaro azul, volvimos al barrio emocionado de nuestra aventura.


Al día siguiente cuando salimos del cole fuimos de nuevo al barrio de san Juan, pero sorprendentemente tuvimos una mala grata sorpresa, ya estaba será, imagino que los vecinos, llamarían al ayuntamiento, y serraron bien la puerta, y mi historia de pequeño y la cueva termino ese día.

No es hasta aproximado unos 25 años después que no la piso, pero claro, esta vez no en busca de aventura, si no, de querer saber de su  origen, y si es verdad de sus historias tan famosas.

Desde mi punto de vista es una simple aljibe, después de mi experiencia en este tema, y de a ver recorrido por ellas, creo posiblemente que no sea una aljibe, construidas sobre el siglo XVII o el XVIII, como son la mayoría de las aljibes de la ciudad, tal vez esta aljibe fuese, una aljibe ya construida sobre siglo anteriores al XVII o incluso del tiempo de los musulmanes, de ahí su estilo, y la utilización de sillares, y en la reconstrucción del arrabal de san Juan, allá sobre el siglo XVI, como nos representa el dibujo más antiguo de cadiz, explicado por navascués en su libro, como ya el barrio de san Juan fue creciendo, tal vez la finca correspondiente a ese terreno la reutilizara, como estamos acostumbrados a ver, en todos los bajos de la fincas de Cádiz, no hay ni que recordar que en siglo pasado el tema del abastecimiento de agua potable a la ciudad siempre fue muy escaso, además del famoso pozo de la jara, las aljibes servían para recoger las aguas de las lluvias pluviales.

El agua se recogía por medios de sumideros, los cuales estaban incrustados en los pretiles interiores de las azoteas, por los cuales el agua acedia por medios de tubos de unas medidas cincuenta centímetro de largo, con un diámetro de vente centímetro, hechos a base de cerámica, entre lazados unos entre otros, llegaban incrustados en los muros hasta la parte alta de medio cañón del aljibe, los cuales son unos habitáculos de forma abovedada, la mayoría de las ocasiones, esta en los ojo de patio, donde se almacenaba el agua, algunos incluso tienen hasta más de una estancia, este sistema de abasteció de agua, fue crucial para la ciudad de Cádiz en siglo pasados.

Ya para mí todo lo de mas son mitos e historias que se cuentas sobre la cueva del pájaro azul, que hasta los días de hoy, no hay, nada concreto, de que por ejemplo de un túnel, que uniera esta aljibe, con el lienzo del campo del sur, por donde el contrabando brotaba como, la alegría en tiempos de carnaval.

Nada mas hay que pensar que en Cádiz en siglos pasados, el talento sobraba por doquier, y cultivaba muchos escritores de gran talla, si esta historia de la cueva del pájaro azul, fuera real, ellos hubieran escrito algo al respecto, pero no, como lamentablemente no existe ninguna teoría sobre dicha cueva, como ya vengo diciendo, que solo es, puro mito gaditano, no solo por mi experiencia, si no que no hay ningún dato que colabore dicha historia.

Este nombre tan popular, también fue de una obra teatral, llamada el pájaro azul, realizada por Vila Valencia, el acto de dicha obra, fue en la cueva, o bueno mejor dicho en la aljibe descubierta en el barrio de san Juan, la cual acudió mucho público, donde una vez descubierta dicho dueño a acondicionada como una taberna, la cual fue muy zona por su cante flamenco.

Hablando de nuestro queridísimo escritor gaditano Vila Valencia, leyendo muchos de sus grandes libros, aparece la historia del por qué y de donde el tal famoso y popular nombre de (el pájaro azul).

Al parecer este apodo, se remonta hacia 1820, cuando existía una cuadrilla de contrabandistas, cuyo jefe o capitán era un tal Francisco Fernández, con apodo de (el pájaro azul), un perfecto burlador de la ley, este apodo se le da por su habilidad para los contrabando especializado en nuestro mar, por el campo salado, entonces y luego campo del sur, tenía su cuadrilla especializada en el arte de los alijos, los cuales los llevaban, vistiendo, trajes de frailes capuchinos, dichos contrabandistas, llevaban el tabaco escondido en sus capuchas y despistando así a los encargados de intervenir el dicho botín.

Ya sabemos que Cádiz desde la denominación goda, y árabe, fue una ciudad de los subterráneos, al a ver aparecidos muchos de ellos por diferentes sitios de la ciudad gaditana, según Vila Valencia, dice, este refugio que entre otros tiempos construyeron las catatumbas de los primeros cristianos, fueron en nuestros pasado siglos de madrigueras de contrabandista, Esta del señor (francisco el pájaro azul), tiene una entrada por la finca número uno, casa del conde Marquina, donde una puerta con tranca, se introducía el curioso contrabandista en los subterráneos,  la cual llegaba hasta la cueva del pájaro azul, continuando su travesía hasta puerto chico.

La entrada del autentico escondrijo del contrabandista puede verse aun en el recodo de la plaza del silencio, penetrando por la calle escribanos.

Aquí siento tener que desmentir un poco a Vila Valencia, al confundir, la cueva del peña, posiblemente un templo paleocristiano del tiempo de los musulmanes en Cádiz, con la cueva del pájaro azul, no tiene sentido, enlazar estos dos habitáculos.

Por aquel entonces estaba por construir en la iglesia de la catedral, por arriba, y sin techo de la cripta, y por los ventanucos del campo del sur, se introducía el contrabando que quedaba en montones  en la misma cripta. Las puertas que daban paso  a esta guarida están hoy tabicadas.

Cuando los famosos sucesos del 10 de marzo de 1820, y en defensa de la constitución de 1812, el pájaro azul cayó herido por los soldados del señor Freire, reponiéndose luego gracias a una familia pudiente que lo recogió moribundo, a la puerta de una casa de la calle Cánovas del castillo.

Retirado después de su vida como contrabandista, puso un baratillo, o establecimiento de cosas usadas, en la calle de san Bernardo, embarcándose luego para América, en donde seguramente fallecería.

Sin dudarlo este relato, seguramente es real de este contrabandista en Cádiz y apodado con tan popular apodo, pero de lo que si estoy segurísimo, es de que, este personaje, no utilizara dicha aljibe en el barrio de san Juan, como base de sus trapicheos, por medios de túneles subterráneos.

Yo dejaría esta historia en el gaditano fedriani que decide abrir a finales de los años cincuenta del pasado siglo un nuevo establecimientos en Cádiz, en la calle magistral cabrera numero 7 bajo con el nombre de bodegas san Juan, con salida por la calle del misma nombre, el negocio funcionaba muy bien, y se vio obligado arrendar un local en la misma calle frente a la bodega, dicho local serbia para desahogo de botellas, barriles de todos los tamaños, y es aquí donde empieza la verdadera historia de la cueva del pájaro azul en el barrio de san Juan.
Un día uno de los trabajadores fue a la asesoría, arregla un poco el local, y moviendo un bocoy muy pesado se escucho un estruendo muy grande, fue rápido a buscar al jefe de nombre fedriani, fueron a la asesoría y descubrieron que debajo del suelo avía algo, un pozo segado se dijo en un principio, con permiso de la dueña se izo una cata, tiraron un papel ardiendo, se decía un pozo no es tal vez sea una cueva, o unos pasadizos secretos, o una aljibe fuera de uso, que era lo más normal, la noticia corrió como la pólvora, y de esta manera fue como se descubrió dicha aljibe, que años después se llamo la cueva del pájaro azul, y que en principio se bautizo como la cueva de Andalucía, tras el descubrimiento fedriani izo unas escaleras de aseso a la aljibe, y resano las paredes, adorna la aljibe al estilo bandolero.

El nombre del local iba hacer la cueva de Andalucía pero fedriani, que era amigo de Vila valencia como he podido recoger en internet, y la sabiduría de Vila, le izo cambiar de parecer a fedriani, y ponerle el nombre de la cueva del pájaro azul, por tal  contrabandista Francisco Fernández, del siglo XIX, apodado,(el pájaro azul), y de ahí tal nombre a dicha aljibe, solo eso, la cueva, túneles, subterráneos secretos, el contrabando, y toda otra historia relacionada con esta simple aljibe, solo son mitos y fantasías antiguas de la ciudad

Texto realizado por: Miguel Rosano.


VIDEO REALIZADO
POR
CEVASYTUNELESDECADIZBLOGSPOT.COM
MIGUEL ROSANO.



FOTOGRAFÍAS SEDIDAS POR:  
PEPE ANGEL 
HA
CUEVASYTUNELESDECADIZBLOGSPOT.COM










FOTOGRAFÍAS ANTIGUAS
SACADAS DE DIFERENTES 
INSTITUCIONES GADITAN

(LA CUEVA DEL PAJARO AZUL).









RECORTES DE DIARIO 
SOBRE LA TABERNA
(LA CUEVA DEL PAJARO AZUL).






RECORDAR MI GRUPO EN FACEBOOK

CADIZ CITY ANTIGUO Y GALERÍAS SUBTERRÁNEAS

UN CORDIAL SALUDO